Araceli VegaYasfé, El hijo del fuego

Relato de superación y logro en un lugar imaginario, dentro del contexto histórico de la Roma del siglo I

Yasfé, un joven que vive en Cosma, debido a las intrigas de sus enemigos, es desterrado de su ciudad que para muchos de los habitantes del desierto no constituye más que una leyenda. Sin recursos suficientes para sobrevivir, pero gracias a un destino que parece desplegarse de modo misterioso, es rescatado por un antiguo centurión romano desertor del ejército. Un punto en común une a ambos: el anhelo de recuperar el brillo perdido en sus vidas que les lleva a afrontar sucesos, peligros, viajes, reencuentros y avatares diversos bajo la protección de los hados misteriosos; los tejedores del destino que apoyan silenciosamente la voluntad de ambos de hacer prevalecer la justicia, la verdad y los principios atemporales que otorgan la dignidad y la grandeza al ser humano. Una novela desarrollada entre el contexto histórico de Roma en el s. I y un lugar imaginario del desierto de Judea en el periodo de la ocupación de Palestina por parte del ejército latino durante el imperio de Vespasiano. Invasión que dio lugar a la destrucción del mítico templo de Jerusalén, cuyo Muro de las Lamentaciones es hoy día uno de los símbolos principales de la religión judía.

Foto