Necesitas saber lo que sientes sobre lo que piensas, cuando tienes que tomar una decisión importante. Y una decisión sobre tu proyecto o tu negocio, no solo la puedes tomar con tu racionalidad, si no te detienes a ver qué eso que sientes sobre tu decisión, es probable que las consecuencias no sean precisamente las que tú deseas.

Esto ya está demostrado por neuropsicología: hay una conexión entre el cortex prefrontal que es racional y los centros emocionales del cerebro medio: razón y emoción se manifiestan también en nuestro cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *