La capacidad de fluir con las circunstancias es una de las claves para evitar el estrés en las crisis

El mayor problema en un proyecto

¿Cuál es el mayor problema al que nos solemos enfrentar en el éxito de un proyecto, ya sea profesional o de vida?

No tener los resultados esperados o cercanos a lo esperado.

Y se acentúa más cuando no tenemos flexibilidad y nos negamos a hacer cambios que incluirán redefinir nuestros objetivos y metas, entre otras posibilidades. Muchas veces queremos seguir con nuestra idea, a pesar de que las circunstancias nos indican que por ahí no lograremos lo que queremos, o que quizá no es el momento de ir hacia ese objetivo.

El peso del estrés externo

Hace solo unos meses, al principio del año, las cosas eran de una manera muy diferente a lo que tenemos actualmente. Nuestras vidas, trabajos, proyectos, planes, relaciones tenían un grado de libertad del que ahora carecemos por completo. Nuestras vacaciones, viajes y movimientos eran predecibles, nuestros cambios dependían de nosotros y nuestras circunstancias. En definitiva, manejábamos libertad de movimientos y el estrés que pudiéramos tener estaba generado por nuestra propia condición de vida.

Hoy no es así. Hay una enorme losa mundial que mediatiza nuestros movimientos, nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestro ocio, nuestras decisiones, nuestros sentimientos y, sobre todo, nuestra libertad en muchos sentidos.

Existe un intenso estrés externo ahora al que no podemos sustraernos. Es algo que permanece ahí incluso aunque quisiéramos ignorarlo.

Para no sucumbir la estrés, no nos queda más remedio que hacer cambios de perspectiva, establecer nuevas metas, modificar las que teníamos e incluso reinventarnos

Así que, en esta circunstancia, para no sucumbir la estrés, no nos queda más remedio que hacer cambios de perspectiva, establecer nuevas metas, modificar las que teníamos e incluso reinventarnos. Esta es la única forma de no caer paralizados o en total desconcierto, debido a una pandemia que ha llegado a casi el último rincón del planeta.

El cambio inevitable

Hacer cambios no suele ser cómodo para la mayoría de las personas, porque como seres humanos, tenemos ese miedo primario a lo desconocido. Se relaciona con el temor que hay detrás del popular refrán español de “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Personalmente nunca lo acepté como válido, pues gracias a la no aplicación práctica de ese refrán, muchos se lanzaron en el pasado a lo desconocido. Hubo pioneros en diferentes campos, propiciadores de descubrimientos e inventos que han mejorado las condiciones de vida en la humanidad.

Es evidente que la situación actual nos impone hacer un gran cambio colectivo e individual.

Vamos a hablar del cambio el individual que a ti y a mí nos toca en nuestros proyectos, porque este es un punto de partida del necesario cambio colectivo que no nos quedará más remedio que abordar.

Puntos para sobrepasar el estrés

1. Reconsidera los objetivos de tu proyecto

A largo plazo quizá sigas teniendo los mismos objetivos que antes. Tomemos como ejemplo mi caso, si lo que yo quiero es difundir la importancia de la gestión emocional y la mentalidad en el logro de mis metas, este objetivo lo sigo manteniendo porque define la esencia de mi proyecto.

Sin embargo, no puedo ponerme a hablar de algunos aspectos que ahora no son relevantes; por ejemplo, de la ociosidad o el aburrimiento en las metas porque no es lo más prioritario en las necesidades de este momento. Es un tiempo de mucha confrontación y retos a varios niveles, así que lo más lógico y coherente es hablar de la necesidad colectiva e individual: qué medios hay efectivos de mentalidad y gestión emocional para afrontar el estrés de esta crisis.

Por esta razón hoy hablamos en este artículo de la necesidad de los cambios en nuestro proyecto porque es una de las primeras formas de combatir ese estrés.

2. Pregúntate, indaga antes para hacer el cambio más efectivo

Así que las preguntas que pueden surgir son:

¿Qué pasa si no hago cambios en mi proyecto ahora?

¿Qué cambios necesito hacer (aunque me esté negando) para poder avanzar hacia los objetivos de mi proyecto?

Una fábrica de zapatos, durante el tiempo más difícil de la pandemia del Covid-19, fabricaba zapatos por la mañana y por la tarde mascarillas, justo cuando había una gran escasez de ellas.

Este es un ejemplo claro de cambio y adaptación a la circunstancia, teniendo en cuenta los objetivos y atendiendo a las necesidades del momento.

Mira si hay necesidad de cambios en tu proyecto de trabajo, de emprendimiento o de vida

Así que mira si hay necesidad de cambios en tu proyecto, de trabajo, de emprendimiento o de vida. Quizá tengan que ver con cómo readaptar tu objetivo a las circunstancias actuales.

Con creatividad, con imaginación y teniendo en cuenta las circunstancias de alrededor, mira hacia donde quieres ir. Decide nuevos propósitos o renueva los que ya tenías y acepta otras formas de hacer las cosas.

3. Establece objetivos a corto plazo y medibles

La mente humana necesita ver logros conseguidos para poder avanzar. Es mucho más difícil mantener el mismo ímpetu en un proyecto, cuando no se ve ningún logro a corto plazo.

Establece metas pequeñas y que veas posible alcanzar con facilidad

Establece metas pequeñas y que veas posible alcanzar con facilidad. Eso te dará ánimo para seguir hacia los objetivos más grandes.

Muchas veces lo pequeño encierra cambios de perspectiva fundamentales con los que abrir puertas insospechadas más grandes.  

Un profesional a quien estuve apoyando con coaching en su proyecto, me contó que, durante el tiempo del confinamiento, decidió hacer un curso online sobre su tema profesional. Gracias a esto entraron en sus cursos personas que se quedaron muy contentas con sus conocimientos y que descubrieron todas sus posibilidades. Lo que ocurrió a continuación fue que, una de esas personas, le llevó a un proyecto muy grande en otro país, lo cual supuso un gran salto en su negocio. Todo empezó con sus sencillos cursos online.  

Así que piensa que todo cuenta: cada paso, cada posibilidad por pequeña que sea, puede encerrar la semilla de avances excelentes en tu proyecto que necesiten del paso por eso más pequeño.

4. La formación y el aprendizaje te pueden abrir a una nueva visión.

Quizá este puede ser un buen momento para formarte y abrirte a nuevos horizontes. Conozco varias personas que han aprovechado este tiempo en que apenas pudieron salir, para acabar de forma online sus estudios de máster o de cursos. Desde ahí han establecido con facilidad nuevos objetivos. Este es el caso de una profesional que me contaba que hizo un curso sobre marketing para su negocio que aparentemente no le aportó grandes conocimientos. Sin embargo, al acabar, comenzó a aplicar con toda seguridad muchos de los conocimientos que ya tenía, consiguiendo resultados excelentes de mayor expansión y un aumento en sus ventas.  

5. Comunícate con personas que sepas que te pueden apoyar.

Vuelve a conectar con amigos o compañeros con los que no te relacionabas desde hace tiempo, o bien con los que ya conoces y en los que confías. Háblales de tus planes, de tus proyectos y nuevas metas; plantea tus obstáculos o lo que te frena para avanzar. Muchas veces el simple hecho de verbalizar lo que queremos hacer, nos da una nueva perspectiva más clara o nos hace ver detalles que no consideramos, si solo mantenemos las ideas silenciosamente en nuestra mente.

Punto clave: tus emociones y tu mentalidad

En todo este proceso, necesitas saber gestionar las emociones que vayan a surgir. Desde las más positivas que te hacen avanzar para mantenerlas, hasta las negativas que te paralizan en la inacción o el estancamiento para transformarlas.

Ninguna acción que hacemos está exenta de emociones o de una mentalidad determinada. Incluso aunque sea algo muy mecánico.

Así que es mejor que esas emociones estén bien gestionadas y encauzadas junto con una mentalidad enfocada en tu avance, para que se conviertan en un apoyo para lograr tus metas.

Si necesitas más apoyo con indicaciones claras y aplicaciones prácticas, junto con un trabajo efectivo que te sirva para evitar el estrés y lograr el éxito, aquí tienes una solución: el Cuso Online ¡Lo consigo! El objetivo de mi proyecto”. Este es un apoyo definitivo, como lo ha sido para bastantes personas, porque vas a encontrar los recursos que necesitas para tener los logros de tu proyecto. Mira más información sobre el curso aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *