Pensar en tus sueños, tus objetivos mejores para tu proyecto, es algo que tiene una respuesta cerebral. Cuando imaginamos nuestros deseos, estamos movilizando la fuerza motivadora que se sitúa en la zona prefrontal izquierda de tu cerebro, así que imagina, entusiásmate con tus mejores deseos para que tu cerebro registre como algo natural lograrlos. Desde ahí será muy fácil realizar acciones de éxito. Y si eliminas tus pautas inconscientes negativas, el éxito será seguro y completo. Este es un camino para el éxito duradero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *